• -10%
  • Nuevo
ARCILLA VERDE SUPERFINA 1 KG CATTIER
  • ARCILLA VERDE SUPERFINA 1 KG CATTIER

ARCILLA VERDE SUPERFINA 1 KG CATTIER

Referencia: 009403
7,85 €
7,07 € 10% de descuento
IVA Incl.
Cantidad

  Atención al cliente

Nuestro equipo resolverá todas las dudas que tengas.

  Envío urgente gratuito

El envío es gratuito en todo el territorio Español a partir de los 60€.

  Garantía de calidad y seguridad

En Farmacia Coliseum llevamos más de 100 años de experiencia en el sector.

La arcilla verde es una arcilla joven, en la que el estadio evolutivo del mineral está menos avanzado que en otras arcillas, siendo la más activa.
La arcilla verde Cattier mezcla las variedades montmorillonita e illita.
Se utiliza para preparar mascarillas de belleza y cataplasmas por sus beneficios sobre la piel y el organismo. Por su capacidad absorbente y purificante es especialmente adecuada para el cuidado de las pieles mixtas y grasas. Elimina las impurezas y toxinas, revitaliza la piel y estimula la renovación celular, por lo que también es adecuada para las pieles fatigadas y envejecidas.
Muy rica en micronutrientes, aporta a la piel y al cuerpo minerales y oligoelementos. Es antiséptica, cicatrizante y calmante de la piel, por lo que es útil en abscesos, cicatrices, quemaduras y dolores de articulaciones y músculos.

Principios activos
Arcilla Verde Superfina

Consejos de utilización
* Preparación de la pasta de arcilla: Verter la cantidad deseada de arcilla en un recipiente no metálico. Añadir un volumen de agua (si es posible, mineral) que cubra totalmente la arcilla. Dejar reposar alrededor de media hora, después remover con una espátula no metálica hasta obtener una pasta fina.
* Mascarillas: Aplicar una capa gruesa sobre la cara y el cuello evitando el contorno de ojos y labios. Dejar actuar durante 15 minutos aproximadamente, sin permitir que la mascarilla seque completamente sobre la piel. Aclarar  con agua tibia y secar la piel con una toalla de algodón. Para completar el tratamiento aplicar crema hidratante Cattier.
* Cataplasmas: Con una espátula no metálica, extender una capa de arcilla de 2 a 3 centímetros de espesor sobre un tejido natural. Aplicar la cataplasma directamente sobre la piel y fijarla con un vendaje suave. Si la piel está irritada, poner una gasa fina entre la piel y la arcilla. Cuando la cataplasma esté casi seca, retirarla y eliminar los restos de arcilla con agua tibia, después secar la piel con una toalla de algodón.
* Baños para suavizar la piel: Verter de una a dos cucharadas de arcilla en un vaso grande de vidrio, añadir agua mineral y agitar con una cuchara no metálica. A continuación, agregar la mezcla al agua del baño. Se puede utilizar junto con aceites esenciales.

009403