Blog Coliseum

Saludable

Aprende sobre las Enzimas Digestivas

Aprende sobre las Enzimas Digestivas

El cuerpo humano secreta diferentes sustancias para poder digerir adecuadamente los alimentos;  éstas sustancias se denominan enzimas.

Las enzimas son proteínas que actúan como catalizadoras, es decir, ayudan a que las reacciones químicas ocurran a la velocidad adecuada para que todo funcione correctamente en nuestro organismo.

En este artículo hablamos de las enzimas que actúan en nuestra digestión, las enzimas digestivas, pero existen múltiples enzimas que intervienen en otras y diferentes funciones orgánicas, como por ejemplo en el proceso de eliminación de radicales libres a través del sistema hepático.

Al oír la palabra digestión automáticamente pensamos en el estómago, pero realmente el “tracto digestivo” engloba desde la boca (masticación) hasta el ano (excreción).

Es decir, el tracto digestivo está formado por todos aquellos órganos por donde pasan los alimentos que ingerimos (tanto sólidos como líquidos), y que intervienen en la función de tragar, digerir, absorber y excretar. Estos son:

  • Faringe y esófago.
  • Estómago.
  • Intestino delgado y grueso.

Y también debemos mencionar aquellos órganos involucrados en el metabolismo, excretores de sustancias o enzimas que ayudan en el proceso de la descomposición de alimentos:

  • Páncreas
  • Vesícula biliar.
  • Hígado.

Tipos de enzimas

En general se pueden agrupar en:

  1. Enzimas proteolíticas: descomponen las proteínas en aminoácidos simples para poder digerirlas.
  2. Lipasas: encargadas de descomponer las grasas en sustancias más pequeñas.
  3. Amilasas: permiten digerir los hidratos de carbono.

 

¿Cómo interviene cada órgano?

 

Tabla 1: Elaboración propia.

Órgano Enzimas o sustancias Alimentos
Boca Ptialina (amilasa), lipasa, lisozima (bactericida) y mucina (mucosa salival). Carbohidratos y grasas.
Estómago Ácido clorhídrico,  pepsina y gastrina. Proteínas.
Páncreas Tripsina, lipasa, amilasa, quimiotripsina y desoxirribonucleasa. Carbohidratos, proteínas y grasas.
Hígado y Vesícula Biliar Sales biliares. Grasas.
Intestino delgado Lactasa y jugos digestivos. Lactosa (azúcar que contiene la leche) y completa la descomposición de carbohidratos, proteínas y grasas.
Intestino grueso Bacterias Ayudan a finalizar la descomposición y producen vitamina K.

 

¿Por qué es importante digerir bien los alimentos?

El ser humano obtiene los nutrientes necesarios para vivir y tener una buena salud a través de los alimentos que ingiere, si éstos no se digieren correctamente no se pueden obtener los nutrientes necesarios, pudiendo desarrollar diferentes patologías.

Para que los nutrientes puedan ser absorbidos y traspasen la barrera intestinal hacia el torrente sanguíneo para su buen aprovechamiento, es imprescindible que el alimento se encuentre bien digerido.

 

Cómo saber si nuestras enzimas digestivas funcionan correctamente

En primer lugar, y lo más importante, es mirar las heces; si en ellas hay trocitos de comida, no estamos digiriendo bien los alimentos, pero también podemos tener otros síntomas como:

  • Dispepsias: flatulencias, hinchazón, dolor abdominal, saciedad precoz, ardor…
  • Diarrea o estreñimiento.
  • Heces flotantes.
  • Alergias o intolerancias alimentarias.

 

Cuándo tomar enzimas digestivas

Este tipo de suplementación funciona muy bien como tratamiento adyuvante en el caso de padecer trastornos digestivos, intolerancias alimentarias, intolerancia a la lactosa, incluso en la fibrosis quística1.

 

Qué tipos de suplementos podemos encontrar:

De origen animal

En general los suplementos con enzimas de origen animal contienen: pepsina pancreatina, tripsina y quimiotripsina.

Las enzimas pancreáticas provienen principalmente de fuentes bovinas y porcinas. Se están utilizando como terapia para la insuficiencia pancreática exocrina, diabetes, fibrosis quística, pancreatitis crónica e incluso en cáncer de páncreas1.

Esto facilita la digestión de proteínas, grasas e hidratos de carbono.

De origen vegetal.

En este caso incluirán la bromelina que proviene de la piña o la papaína de la papaya o una mezcla de ambas.

Estas enzimas vegetales ayudan a digerir las proteínas.

De origen microbiológico

De hongos y levaduras, por lo que las pueden tomar también las personas que siguen una dieta vegetariana. Este tipo de suplemento puede llevar: glucoamilasa, proteasa, lipasa, amilasa, sacarasa, lactasa, alfagalactosidasa, celulasa, hemicelulasa, pectinasa y xilanasa.

Al provenir de plantas es útil para personas que siguen dietas vegetarianas o veganas para poder digerir los componentes vegetales más duros, y así aumentar la biodisponibilidad de los nutrientes que ofrecen estos alimentos.

Las lipasas pueden sintetizarse a partir del Aspergillys oryzae  y Rhizopus arrhizus1.

La lactasa es una enzima producida por las vellosidades intestinales y es la encargada de hidrolizar la lactosa en galactosa y glucosa. Se puede sintetizar a través de levaduras y hongos 1.

 

Clases de enzimas, tipos y función2

Tabla 2: Elaboración propia

Enzimas digestivas Tipos Donde se obtienen Función
Lipasas Lipasa Plantas y hongos Digestión de grasas, emulsificación de sales biliares.

Su déficit produce esteatorrea.

Proteasas Tripsina, quimiotripsina, Fuentes bovinas y porcinas. Digieren la prolina, sustancia que se encuentra en la gliadina del gluten y en la caseína de los lácteos.

Si no se digieren bien la gliadina o la caseína, se puede desarrollar celiaquía y adicción a los carbohidratos.

  Bromelina Piña Ayuda a digerir las proteínas.
  Papaína Papaya Ayuda a digerir las proteínas.
Amilasas o carbohidrasas Amilasa Microbios. Digieren el almidón y, juntamente con las proteasas, para poder digerir la gliadina del gluten.
  Amiloglucosidasa Plantas y microbios. Descompone los disacáridos del almidón  en monosacáridos, por lo que  se debe tomar conjuntamente con la amilasa.
  Lactasa Levaduras y hongos. Digiere: lactosa, galactosa y glucosa.

Produce intolerancia a la lactosa con las sintomatologías: Gases, diarreas, etc.

  Alfa-galactosidasa Microbios Rafinosa, verascosa y estaquiosa de las legumbres, crucíferas y granos integrales. Los transforma en azúcares simples: fructosa, galactosa y glucosa.

Su deficiencia produce gases.

  Invertasa (sacarasa) Plantas y microbios. Transforma la sacarosa y la maltosa en fructosa y glucosa.
  Fitasa Plantas y microbios Digiere el ácido fítico de los cereales y semillas y algunas leguminosas.

La deficiencia produce una menor absorción de minerales como el zinc, ya que el ácido fítico es un antinutriente.

Celulasa Plantas y microbios Descompone la celulosa de las verduras y las frutas.

 

Conclusión

El uso de enzimas digestivas se ha visto que es útil en casos de3:

  • Insuficiencia pancreática.
  • Intolerancia a la lactosa.
  • Intolerancia a la caseína y al gluten.
  • Alergias a los alimentos.

 

Articulo cedido por: Susagna Muns. Graduada en Naturopatía. Además especialista en dietas cetogénicas por la American Nutrition. Association. Nutricionista graduando. Más información en: www.terapiesmuns.com 

Susagna Muns foto

es.linkedin.com/pub/susagna-muns-camp/b9/ba6/923

Bibliografía

  1. Ianiro G, Pecere S, Giorgio V, Gasbarrini A, Cammarota G. Digestive Enzyme Supplementation in Gastrointestinal Diseases. Curr Drug Metab. 2016;17(2):187-193. doi:10.2174/138920021702160114150137
  2. Digestive Enzymes | Clinical Education. https://www.clinicaleducation.org/news/digestive-enzymes/. Accessed November 16, 2020.
  3. The Use of Digestive Enzymes in Specific Digestive Disorders | Natural Medicine Journal. https://www.naturalmedicinejournal.com/journal/2013-09/use-digestive-enzymes-specific-digestive-disorders. Accessed November 16, 2020.