El 23 % de la población española sufre obesidad y esto además de ser un problema físico que acarrea otros problemas de salud, conlleva una preocupación estética en épocas en las que hace calor y se utiliza ropa más ligera. Para ponerle remedio existen múltiples soluciones, pero si no hay tiempo, las opciones disminuyen, pudiendo recurrir a productos de pérdida de grasa, con poder reductor, que harán desaparecer con facilidad esos kilos que sobran.

Has de tener en cuenta que el tejido graso presenta células adiposas que prácticamente no necesitan riego sanguíneo para mantenerse con vida. Por tanto, liberar esa grasa en el cuerpo para quemarla es un proceso muy lento.

Seguir leyendo

Filtros activos

Cremas reductoras

Es cierto que la mejor alternativa para una buena salud es llevar un estilo de vida saludable, haciendo ejercicio de manera habitual y siguiendo una dieta equilibrada. Sin embargo, una ayuda extra nunca está de más. En este sentido, existen cremas que reducen la grasa acumulada en determinadas zonas del cuerpo como, por ejemplo, el perímetro de la cintura o la Zona abdominal. Favoreciendo así un aspecto más saludable y estético.

Principales ingredientes de las cremas

Estos productos suelen llevar una base de ingredientes similar, que es la encargada de activar la pérdida de grasa en el cuerpo. Entre ellos, destacan el ácido caprilico, la cafeína, el kaolin, la escina, la centella asiática, y el Gingko Biloba.

El caprylic, por su parte, contiene una serie de aceites grasos de origen vegetal, como el de coco, que mantienen la piel húmeda e hidratada.

La cafeína mejora la pérdida de grasa, penetrando en la piel y quemándola. De hecho, hay varios estudios científicos que respaldan los beneficios del café tanto para mejorar la memoria como para acelerar el metabolismo. El kaolin es una arcilla blanca que absorbe la grasa presente bajo la piel.

La escina, procedente del Castaño de Indias, mejora la calidad de la piel y previene la retención de líquidos. La centella asiática favorece tanto la microcirculación como la curación de las heridas. Y, por último, el Gingko Biloba mejora el tono vascular.

Recomendaciones par llegar a nuestro objetivo

También ponemos a vuestra disposición estas recomendaciones básicas para llevar a cabo un plan de perdida de peso saludable:

   - Dieta sana y/o hipocalórica: debemos reducir las calorías de nuestra dieta, aunque la mayoría de veces solo con mejorar nuestra dieta y estructurarla en el tiempo de forma correcta se dará una perdida de peso considerable. No caigamos en la trampa de disminuir o eliminar comidas, lo cual solo nos conducirá al fracaso.

   - Eliminar o reducir alimentos nocivos: grasas saturadas (carnes con mucha grasa, mantequilla y derivados lácteos a base de leche entera), azúcares simples (azúcar de mesa, bollería, procesados), disminuir azúcares complejos (almidones), eliminar fritos y todo tipo de alimentos procesados.

   - Incluir con más énfasis alimentos beneficiosos: fibra soluble (avena, legumbres, cebolla, puerro,…) que nos ayudará a regular la absorción de grasas y azúcares, e insoluble (verduras de hoja, cereales integrales, semillas,…) que regulará nuestro transito intestinal, grasas insaturadas en su medida (aceite de oliva crudo, aguacates frutos secos).

    - Rutina de ejercicio: Sea cual sea el deporte que nos guste, hay que practicarlo varias veces por semana para poder aumentar el gasto calórico y conseguir nuestra meta. Si no disponemos de mucho tiempo, puede ser una tabla de ejercicios para hacer en casa. Es importante combinar ejercicios de resistencia, como las pesas, con ejercicio aeróbico, que podría ser caminar a paso ligero, ir en bici o correr.

Esperamos que les sirvan de ayuda nuestros consejos, y no duden en consultar a nuestro personal si tienen dudas con que producto usar.

En la combinación está el éxito

Debes tener presente que no existe ningún reductor milagroso. No obtendrás los resultados que esperas si no lo combinas con otros buenos hábitos en tu día a día. Y es que de nada sirve aplicarse crema todos los días si no comes de manera saludable ni practicas algún tipo de ejercicio, aunque sea caminar media hora al día.

En definitiva, para que los productos de pérdida de grasa puedan mostrar su efecto reductor debes llevar una dieta sana y equilibrada, así como moverte un poco todos los días. Tu cuerpo y tu salud te lo agradecerán.

keyboard_arrow_down Seguir leyendo