Filtrar por

Marca

Marca

Precio

Precio

  • 1,00 € - 30,00 €

La nutrición infantil y la alimentación del bebé son dos conceptos íntimamente ligados a la puericultura. Este concepto hace referencia a los cuidados y protecciones que el bebé requiere durante sus primeros años de vida. Aunque todos sabemos que lo más recomendable es la lactancia materna en exclusiva durante los primeros meses de vida, no siempre es posible hacerlo así.

De esta manera, necesitamos saber qué tipo de alimentación requiere la dieta de un bebé para poder sustituir la leche y saber cuándo podemos comenzar a expandir los alimentos que va a consumir.

Filtros activos

Qué es la puericultura

La puericultura es un concepto que hace referencia a los cuidados que requiere un bebé durante los primeros años de su vida. No solo requieren de vigilancia, sino también de comprensión de los conocimientos y de la protección de su salud. En este sentido, se hace vital conocer cuál es la alimentación del bebé adecuada.

Alimentación del bebé durante el primer año

De los 0 a los 6 meses, lo más recomendable es que la alimentación del bebé sea exclusivamente de la leche materna. En los casos en los que no se crea suficiente, se puede seguir el método de la lactancia mixta, en el que la leche materna se combina con la leche de fórmula adaptada. En los casos en los que la alimentación no puede venir del pecho de la madre, se seguirá la fórmula de la lactancia artificial.

A partir de los 6 meses, se pueden ir introduciendo en la dieta del bebé diferentes elementos. Normalmente, esto se hace en forma de puré, pues todavía es temprano para la comida sólida. Los alimentos se presentan poco a poco, con la regla de 1 o 3 días: ir añadiendo paulatinamente los alimentos. Lo más recomendable es hacerlo por la mañana, para poder estar pendientes de las posibles alergias del pequeño. En este sentido, resulta importante que no lo hagamos por la noche, pues cuando está dormido se nos pueden pasar algunas señales de alergia.

Todavía no se le pueden dar pescados grandes, alimentos crudos ni miel, entre otros.

Desde los 9 meses, el bebé ya puede empezar a hacer la transición, poco a poco, hacia los alimentos sólidos. La alimentación del bebé podrá empezar a ser ya realmente variada, pues podemos introducir los derivados de los lácteos como el yogur.

Recuerda que seguirá siendo lactante hasta al menos sus dos primeros años. Por ello, un alimento indispensable debe seguir siendo la leche (materna o de fórmula).

Nutrición infantil a partir del primer año

Desde este momento, se recomienda abrir el abanico de posibilidades de los alimentos que el bebé ingiere. Así, podrá probar distintas texturas y sabores. De este modo, para cuando cumpla los dos años, el bebé podrá tener una alimentación parecida a la de los adultos. Eso sí, siempre teniendo en cuenta que no debe ingerir alimentos que sean peligrosos por el atragantamiento.

Si todavía no se ha dejado el biberón de lado, es la mejor etapa para abandonarlo y usar cubiertos y platos.

La leche debe seguir siendo un elemento indispensable en la nutrición infantil.

keyboard_arrow_down Seguir leyendo