ALCALINIZANTES Y REMINERALIZANTES

pH y enfermedad

En el día a día, nuestro organismo lleva a cabo sus funciones como si de algo fácil se tratara, pero no lo es. Es una delicada máquina que necesita un equilibrio constante de todo tipo de parámetros de lo mas diversos. Entre ellos encontramos el pH: este indicador que nos habla de la concentración de protones, capaces de acidificar el medio. Si este se desregula en alguno de los diferentes fluidos corporales, entramos en una situación en que la enfermedad podrá instaurarse mucho más fácilmente.

Retorno al equilibrio

La corrección del valor del pH para llegar a un estado menos agresivo para nuestro organismo será una medida a tomar muy recomendable en muchos casos. Se puede tomar como una acción de terreno que hará mejorar nuestra fisiología y ayudará a superar con mas rapidez las enfermedades.
La alimentación, como en muchos aspectos de nuestra salud, es de una gran importancia a la hora de disminuir la acidez. Las harinas, azúcares, lácteos, provocaran que el pH baje, causando acidez. Por el contrario, las verduras de hoja, legumbres harán que el pH suba, retornando a la neutralidad nuestro organismo.
Con la suplementación a base de minerales básicos, y alimentos concentrados podremos conseguir nuestro objetivo de una manera más fácil. Su uso junto con una corrección de la dieta y estilo de vida nos harán ser menos propensos a todo tipo de problemas de salud.

Buscador de homeopatía simple


Filtro

Catálogo

filtros habilitados: