Las enzimas digestivas ayudan a descomponer los alimentos en nutrientes para facilitar la digestión. El cuerpo humano produce 22 enzimas digestivas diferentes, pero esta producción se ve disminuida con la edad. Compra las enzimas digestivas de mejor calidad y con precio rebajado a continuación.

Filtros activos

¿Qué son las enzimas digestivas?

Las enzimas digestivas son sustancias secretadas por nuestro sistema digestivo para descomponer los alimentos en sus elementos fundamentales. Naturalmente, el cuerpo humano es capaz de producir 22 enzimas, entre las cuales destacan las lipasas, las proteasas y la amilasa.

Por ejemplo, la lipasa tiene la capacidad de degradar las grasas separándolas en moléculas más pequeñas favoreciendo así su asimilación. De la misma manera ocurre con las proteasas y las proteínas o la amilasa y los carbohidratos.

 

¿Para qué tomar enzimas digestivas?

Al envejecer, nuestra producción natural de enzimas digestivas decrece. Se ha demostrado que la producción de enzimas también se ve afectada durante una enfermedad. Podemos entender que cuando estamos en un proceso pro-inflamatorio nuestro nivel de enzimas se ve reducido, es por ello que su suplementación puede ser crucial en cualquier estado de inflamación.

 

Aprende más en nuestro blog con este artículo sobre las enzimas digestivas.

Función de las enzimas digestivas:

Cuando nos preguntamos para qué sirven o qué hacen las enzimas digestivas… La respuesta más sencilla es que ayudan a digerir los alimentos que comemos. Si profundizamos, podemos decir que reducen el tamaño del alimento para mejorar la absorción de los nutrientes.

Las enzimas digestivas no solo se utilizan para mejorar las digestiones. Cuando se toman separadas de las comidas nuestro organismo las absorbe aportando otras funciones como ocurre con la papaína, la serrapeptasa o la bromelaina entre otras.

La serrapeptasa, por ejemplo, ha demostrado inhibir la COX-2 (que es una de las proteínas que interviene en la inflamación).

La bormelaina puede mejorar los daños sufridos en las paredes de las venas y arterias producido por los procesos inflamatorios, también previene la agrupación de plaquetas. Sus propiedades fibrinolíticas tienen efectos muy positivos frente a la tromboflebitis, arterioesclerosis, edemas linfáticos y venas varicosas.

Cómo y cuándo tomarlas:

Para saber si tomar las enzimas digestivas antes o después de comer debemos pensar en cómo actúa el cuerpo humano; tan pronto empezamos a comer secretamos amilasa en la cavidad bucal degradando los hidratos de carbono, pero incluso cuando estamos cocinando empieza esta secreción enzimática.

Teniendo en cuenta esta pequeña explicación entendemos por qué el mejor momento para tomar una enzima digestiva es justo antes de comer. Dada la velocidad de acción de las enzimas también se pueden tomar después de comer para esa digestión pesada inesperada.

No debemos olvidar que al tomarlas separadas de las comidas podemos obtener otros beneficios; tendremos que consultar con nuestro médico, naturópata o terapeuta holístico para adaptar una posología idónea en cada caso.

 

¿Cómo escoger las mejores enzimas digestivas?

Debemos tener en cuenta que en el mercado existen infinidad de enzimas, la mayoría de marcas apuesta por enzimas digestivas naturales como Ergylase de Nutergia. Las enzimas de Solgar, por otra parte, se obtienen por otros métodos de extracción aportando una Pancreatina concentración 4X que contiene proteasa, amilasa y lipasa. Lo mismo ocurre con las Enzimas digestivas Naturbite, que aporta estas tres enzimas imprescindibles para la correcta digestión.

Existen gran cantidad de productos con enzimas digestivas y aloe o papaya que ayudarán a mejorar tu sistema digestivo.

keyboard_arrow_down Seguir leyendo