Son frecuentes las dudas a la hora de decantarse por desodorantes realmente eficaces y que tengan un efecto duradero. Si bien es importante que la fragancia sea de tu agrado, es aún más importante que el desodorante ofrezca una protección óptima y que su composición sea especialmente suave para tu piel. La transpiración y el olor que conlleva puede ocasionar problemas en tu vida cotidiana, pues te hará sentir incómodo, lo que afecta a tu calidad de vida. De ahí la importancia de dar con el producto adecuado; un desodorante que te asegure la máxima protección diaria, algo que a veces no resulta sencillo.

Seguir leyendo

Filtros activos

-10%
0

BALSAMO DESODORANTE RETARDANTE VELLO (KARITE,SALVIA,CITRICO) 30 ML LATA MAISON KARITE

11,61 € 12,90 €

¿Problemas a la hora de elegir un buen desodorante?

El sudor o la transpiración es un fenómeno fisiológico que se produce con mayor énfasis en áreas del cuerpo como las axilas. El uso de un desodorante es fundamental: además de eliminar los malos olores, llega a los conductos de la transpiración y forma una especie de gel que libera elementos antibacterianos que previenen la aparición de olores desagradables y el sudor excesivo.

Por este motivo, resulta fundamental utilizar productos que mantengan el área axilar totalmente seca. En este sentido, las mejores alternativas son aquellos con formato stick o roll on, aunque también los hay de tipo spray que son efectivos. No obstante, estos no deben tener alcohol y deben poder prevenir los olores desagradables sin bloquear el proceso natural de la transpiración.

En definitiva, el producto ideal es aquel que combina la acción de desodorante y antitranspirante sin alterar el equilibrio de la piel y sin producir irritación, de modo que aporten frescor e hidratación.

¿Qué componentes debemos evitar?

Hay algunos componentes de los desodorantes, como los derivados del alcohol, el aluminio, los parabenos y los perfumes, que pueden contribuir a incrementar la irritación de tu piel, sobre todo si es sensible.

El alcohol es el que está en el punto de mira por parte de dermatólogos especialistas. Eso se debe a que, a pesar de que brindan una sensación de frescor, su uso diario puede provocar un exceso de deshidratación, algo que no es conveniente para tu piel.

En busca del desodorante ideal

Aparte de las características ya citadas, un buen desodorante ha de eliminar los malos olores corporales durante un periodo de doce horas, como mínimo. También es importante que la aplicación sea fácil, que se seque rápidamente y que no manche tu piel ni tu ropa. En este caso, una buena alternativa es un desodorante de calidad tipo roll on.

En cuanto a la fragancia, esta no es necesaria; pero, en el caso de que el desodorante sea perfumando, la fragancia emitida debe ser suave.

Respecto a las presentaciones en crema, son menos habituales entre la población, pero ofrecen la ventaja de que se pueden aplicar en zonas más extensas o con problemas de exceso de sudoración, como la cara, el torso, la nuca... Te sugerimos, en todo caso, que antepongas la calidad de los desodorantes frente a fragancias intensas de algunos productos ampliamente promocionados en los medios.

keyboard_arrow_down Seguir leyendo