Filtrar por

Marca

Marca

Precio

Precio

  • 3,00 € - 25,00 €

El uso de un pintalabios es tan común como aconsejable para darle el protagonismo necesario a tu boca. Sin embargo, es bastante habitual elegirlos por su color y no tanto por sus propiedades. Debes tener en cuenta que tus labios están continuamente expuestos a los agentes externos, y que proteger su delicada piel es imprescindible.

Para que salgas de dudas, hemos recopilado toda la información referente a este producto cosmético. No tardarás en encontrar la respuesta a preguntas que quizá nunca te hayas formulado, pero que, como comprobarás, inciden directamente en lucir unos labios tan jugosos como atractivos y sorprendentes.

Seguir leyendo

Filtros activos

¿Qué es un pintalabios?

Puede parecerte algo curiosa la pregunta porque sabes identificar este producto cosmético de uso tópico. Es necesario subrayar que un pintalabios contiene pigmentos, en distinto porcentaje, que pueden ser de origen natural o químico. Además, suelen fabricarse a base de cera de abeja y de aceites como el de jojoba. El uso de estos ingredientes no es perjudicial, elegir uno que solo contenga productos químicos, terminará por agrietar tus labios tras obstruir los poros debido a los residuos tóxicos que se irán acumulando en la piel.

¿Cómo elegir el color más adecuado?

Lo más adecuado es resaltar, sin caer en la estridencia, tus labios optando por un tono algo más oscuro o intenso. Las tendencias correspondientes suelen apostar por colores artificiales para convertir tu boca en el centro de todas las miradas. Incluso, es posible crear composiciones de colores distintas para convertir tus labios casi en un lienzo.

Son múltiples las opciones a tu alcance, pero los colores naturales son eficaces para cualquier momento del día y, sobre todo, para darle una pincelada distinta a tu cara. Te recomendamos que elijas uno que combine bien con tu tono de piel y, sobre todo, que te ofrezca todas las garantías dermatológicas posibles.

¿Cómo se aplica correctamente?

Los labios son una barrera natural continuamente expuesta a todo lo que bebes o comes. Antes de usar un pintalabios es ideal hidratarlos. Comienza usando un cepillo de dientes para eliminar restos de piel muerta, y un protector labial, a menudo, para ir eliminando posibles grietas o zonas más secas de lo habitual.

Posteriormente, elige un artículo con ingredientes naturales y aplícatelo sobre cada labio. Muévelos hacia el interior de tu boca para que el producto se fije mejor. Las opciones naturales tienden a durar bastante tiempo.

A la hora de retirar el maquillaje, apuesta por una toallita desmaquilladora o por agua y jabón neutro. Comprueba la idoneidad del modelo elegido repasando si tus labios están, o no, hidratados y suaves.

Solo queda que elijas el pintalabios que prefieras y que no te fijes tanto en el color o en la marca, sino también en su composición. De tu elección dependerá que puedas seguir luciendo unos labios envidiables y, sobre todo, con ese toque de color tan importante para trasmitir una imagen totalmente distinta. Anímate a probar las distintas opciones disponibles hasta encontrar la que mejor se ajuste a tus gustos.

keyboard_arrow_down Seguir leyendo