PRÓSTATA

Este órgano masculino, encargado de fabricar parte del líquido seminal y de su expulsión, suele provocar molestias de forma creciente a medida que aumenta la edad. En la etapa adulta es muy común la hiperplasia benigna de próstata, la cual es consecuencia de toda una vida de estimulación hormonal. La próstata se desarrolla por la acción de la testosterona, de manera que con el paso de los años y su secreción constante, se da un crecimiento exagerado de este órgano. Los síntomas más comunes serán: ganas de orinar de forma frecuente, urgencia para orinar, goteo después de la micción, vaciado incompleto de la vejiga, flujo urinario débil y dificultad para empezar a orinar. El empeoramiento será gradual a medida que avanza la enfermedad. Empieza a combatir ya la HBP con productos naturales.

Suplementos para la HBP

Las hormonas masculinas, llamadas andrógenos, juegan en contra de su propio contenedor provocando el exceso de crecimiento de la próstata. Es algo que afecta a la mayoría de los hombres en un momento u otro de su vida, siendo a partir de los 60 años cuando se empieza a dar una incidencia elevada y aumenta progresivamente con la edad.

Teniendo en cuenta el rol de las hormonas en este problema de salud, buscaremos suavizar la acción de estas, para así retrasar el crecimiento de la próstata. También ayudará el efecto antiinflamatorio. Los productos naturales más usados són:

- Saw palmetto (Sabal serrulata o serenoa repens)
- Ciruelo africano (Pygeum africanum)
- Pipas de calabaza

Como complementos, y según la tendencia individual también se usan:

- Ortiga: Diurética y antiinflamatoria.
- Pau d’arco (Lapacho, Tabebuia adenophylla): Antiinfeccioso, antineoplásico, antiinflamatorio.
- Arándano rojo o cranberry: Ayuda a la eliminación de bacterias del tracto urinario. En innfecciones de orina recurrentes.

Nutrición y hábitos de vida

Si te preguntas si hay correlación entre lo que haces en tu día a día con tu próstata, la respuesta es sí. Tanto una alimentación correcta, como el ejercicio físico ayudan a la reducción de los síntomas.

En cuanto a la alimentación, los nutrientes estrella para este órgano son el zinc y la vitamina C. La dieta rica en verduras, y el bajo aporte en grasas han demostrado ser útiles en hiperplasia benigna de próstata.

Por otra parte hacer ejercicio regularmente y la eliminación de la grasa abdominal, resultan ser triviales para mejorar la clínica y controlar este problema de salud.

Buscador de homeopatía simple


Filtro

Catálogo