REGULACIÓN INTESTINAL

El intestino, un órgano con muchas facetas

Tener una buena salud intestinal depende en gran medida de la regularidad de nuestras deposiciones, y a su vez esto condiciona el buen funcionamiento general de nuestro organismo. El intestino está vinculado estructuralmente y funcionalmente, ya sea directa o indirectamente, con el sistema nervioso, el sistema endocrino y con la inmunidad. Así, su regulación no afectará solo a nivel digestivo, si no a todo nuestro organismo, obteniendo una mejora global. Comienza ya a con tu plan de regulación intestinal y empieza a sentirte mejor. Con la ayuda de estos suplementos que hemos seleccionado, encontrarás unos aliados indispensables.

Estreñimiento, como solucionarlo de una vez

El estreñimiento puede ser un problema realmente molesto, instaurado de tal forma que nos de la sensación de que no se podrá resolver nunca. En realidad, a no ser que tenga un componente fisiológico individual de origen genético, suele tener solución. Con un patrón claro en cuanto a hábitos alimenticios y de vida, y perseverancia en nuestro objetivo, se puede conseguir. 

¿Cuál es la causa?

Tendremos que pensar en que es lo que lo provoca. Su origen puede ser alimentario, falta de hidratación, por sedentarismo, por medicamentos o por enfermedades. En la mayoría de ocasiones la etiología será mixta, teniendo que solucionar diferentes variables de nuestra vida.
En caso de abuso de laxantes, nos encontraremos en una espiral de la que puede parecer que no podemos salir, pero con esfuerzo y un patrón de deshabituación progresiva podremos regular nuestra función intestinal definitivamente.

Hábitos de vida

El gran reto que se plantea para solucionar este problema, es la modificación de hábitos de vida. En muchas ocasiones supondrá un cambio radical, encontrando un beneficio a muchos niveles diferentes. Los tres pilares que afectaran al movimiento de nuestro intestino serán:

- La actividad física: El ejercicio es un gran estimulante intestinal. Adquiere una aptitud activa y programa alguna actividad física para practicar varios días a la semana.
- Los hábitos alimentarios: La falta de fibra y el exceso de hidratos de carbono serán nuestros enemigos principales. Podemos incluir complementos alimentarios que nos ayuden con nuestro objetivo.
- La hidratación: Beber suficiente agua y consumir alimentos ricos en estas, como la fruta es básico para combatir el estreñimiento. Las recomendaciones son muy variadas y dependerán de cada individuo, pero el objetivo es que la orina sea muy clara al final del día.

Productos naturales

Los productos orientados mejorar este problema de salud son diversos. El objetivo principal será laxar y regular la función intestinal, siendo nuestros principales aliados:

- Prebióticos: fibra soluble reguladora, como la inulina, los Fructooligosacáridos, el kuzu, las semillas de zaragatona (psyllium), de plantago ovata o los betaglucanos de la avena. Tanto en estreñimiento como en situaciones que alternan diarrea con estreñimiento.
- Probióticos: bacterias que nos ayudará a regular el tránsito intestinal.
- Fibra insoluble: Con efecto laxante. Lo contienen el salvado de avena o de trigo, cereales integrales y verduras de hoja.
- Otros laxantes: Cáscara sagrada, aloe, ruibarbo, frángula,… Se deben usar como progresión hacia la regulación o estreñimiento puntual, pero no de forma indiscriminada.

Buscador de homeopatía simple


Filtro

Catálogo