DEPRESIÓN / ESTRÉS / ANSIEDAD / DESCANSO

TRASTORNOS NERVIOSOS DE LA VIDA DIARIA

Vivimos en un mundo en que el estrés, la presión social, el exceso de actividad diaria, nos pueden llevar a situaciones que nos supongan un problema de salud importante, e incapacitante en algunas ocasiones. La estabilidad de nuestro sistema nervioso depende de una serie de factores genéticos, psicológicos y ambientales, perfilando así el tipo de respuesta que tenemos a lo que nos pasa. El factor genético nos marcará de por vida la tendencia que tendremos a padecer diferentes desequilibrios entre neurotransmisores, los cuales son sustancias que regularan la actividad de nuestro sistema nervioso. Luego tenemos el factor psicológico, que lo modulamos nosotros desde la infancia, tomando un tipo de personalidad que nos define. Y por último el factor ambiental, que corresponde a todo lo que pasa en nuestro entorno y nos afecta directamente. Así, el resultado suele ser complejo y cada persona reaccionaremos diferente ante las mismas situaciones y etapas de nuestra vida.

La depresión, el estrés, la ansiedad y el insomnio se interrelacionan entre ellas en muchas ocasiones creando cuadros con diferentes problemas de salud, que tendremos que tratar de forma personalizada. Hay terapias más psicológicas y terapias más vinculadas a la suplementación, pero siempre tendremos muchas opciones. En la mayoría de casos, son situaciones reversibles, que con un cambio en nuestros hábitos de vida, en combinación con lo anterior, podremos solventar.

SUPLEMENTACIÓN PARA EL SISTEMA NERVIOSO

Adaptógenos, vitaminas b's, sedantes, minerales, melatonina, triptofano y 5-HTP, flores de bach

Tenemos un grupo muy amplio de plantas y otros productos usados en terapias naturistas orientados a la regulación nerviosa, de los cuales los más importantes són:

-        Adaptógenos: Son plantas o hongos que nos ayudan a adaptarnos a aumentos en nuestra actividad diaria y a situaciones de estrés, también por enfermedad. Dentro de este grupo tenemos el ginseng coreano, el eleuteroccoco o ginseng siberiano, la rodiola, la ashwagandha, la maca andina, y el reishi, como los más conocidos. La rodiola también será útil en casos de depresión.

-       Vitaminas b’s: Nos ayudaran a equilibrar el sistema nervioso, pudiéndose combinar con otros productos y funcionando en múltiples situaciones.

-       Sedantes: La valeriana, pasiflora, la manzanilla son las clásicamente usadas. Hoy en día se usan casi siempre en forma de mezclas, junto con otros productos para el sistema nervioso. Su uso estará indicado en ansiedad, estrés e insomnio.

-        Minerales: El calcio, y sobre todo, el magnesio son empleados como relajantes nerviosos para ayudar a conciliar el sueño o relajarse durante el día.

-     Melatonina: Es la hormona que regula nuestros ritmos circadianos, la cual aumenta cuando tenemos que ir a dormir, influenciada por la hora y por la luz. De esta forma es útil  en jet-lag y en insomnio, teniendo un papel muy importante en la tercera edad ya que esta va decayendo en su producción a medida que pasa el tiempo.

-      Triptófano y 5-HTP: Ayudan a aumentar el neurotransmisor llamado serotonina, siendo utilizado en casos de depresión e insomnio. También se ha encontrado una mejora en pacientes con fibromialgia que han usado 5HTP.

-        Flores de bach: Terapia energética orientada a equilibrar las emociones de forma personalizada, por medio de mezclas de diferentes flores según nuestro perfil y situación personal.

Todos estos los podemos encontrar en productos combinados o individualizados, de manera que podremos elegir unos u otros según nuestro caso.

Filtro

Catálogo

Buscador de homeopatía simple